Romi y Ale esperan a Antonio. Sesión de Embarazo en el hogar

Los mates compartidos, relajandose después de un día de trabajo. Retozar en la cama con Rovica apoyando su cabeza en la panza. Imaginando como será la llegada de Antonio, y la adaptación de los cuatro.

Todos esos recuerdos fueron los que captamos para él, para que cuando sea grande pueda ver esta pequeña (gran) historia de como era todo cuando él estaba en la panza.

Mateo y Pedro. Sesión de familia.

Hoy esta bella familia me abrió las puertas de su casa y me permitió por unas horas ser participe de su intimidad, sus juegos compartidos, sus canciones. Todo eso documenté para ellos, para Pedro y Mateo. Para que en algunos años puedan rememorar con exactitud como fueron en esos momentos mágicos de su infancia.

Marina, Benjamín y Franco – Sesión de recién nacido en el hogar

El regreso a casa con el segundo bebé no es como con el primero. Hay que volver enseguida a las actividades habituales, y además de ocuparse del pequeño no descuidar al primogenito, que por lo general, suele estar tan feliz como celoso.
Aunque laborioso y cansador, el amor y la satisfacción se ven multiplicados por dos.
Así son estos primeros días de Marina, mamá por segunda vez, con sus dos retoños.

Esperando a Federica – Fotografía de Embarazo.

Hay otra forma de retratar el embarazo. De una manera más natural, en el espacio que habita esa familia o pareja que espera a su bebé. Sin poses forzadas, sin disfraces. Solo ellos, siendo ellos, viviendo esa espera tan dulce: la llegada de su bebé.

Asi quisieron los papás de Federica guardar el recuerdo de estos días tan hermosos.

Pilar y Alvaro – Sesión de familia en el hogar

Este domingo compartí una hermosa mañana con Pilar, Alvaro y sus papás.
Pilar está más grande y sus papás quisieron registrar una mañana con sus actividades habituales y los momentos que más disfrutan sus pequeños.
Y también las nuevas formas de relación que van surgiendo a medida que crecen.

Proyecto 365 finalizado.

Día 365
“Un año en fotos”
365 dias pasaron.
Y documenté cada uno de ellos.
Me propuse un objetivo y lo logré.
Y estoy muy feliz de haber podido cumplirlo.
Pero fué mucho más que eso.

Fué detenerme a mirar, todos los días a los seres que más amo.
Fué correrme y observarlos, sin intervenir.
Fué pensarme (y pensarlos) a futuro.
Fué planear lo que quiero recordar.
Fué plenitud, y a veces hastío.
Fué indagarme, fue introspección.
Fué atravesarme, fue volcarme.
Fué crecimiento, en todos los aspectos.
Fué un encuentro conmigo misma y con ellos.
Fué un año maravilloso.

Un año de mucho amor.
Y hoy se termina este proyecto.

Pero no mi determinación firme de documentar nuestra vida.
Y esta familia que es nuestro tesoro.

Hoy terminé mi proyecto 365, una foto por día durante un año, centrado en mi familia en su vida cotidiana. Un año de documentar nuestras vidas tal cual es, sin poses: la vida misma.
Un regalo que le hago a mis hijos y a mi misma, el tesoro de tener un año completo de su vida documentada desde mi mirada de madre que los ama con todo mi corazón.

Este es un collage con los 365 momentos de este hermoso año.

Collage-1 todas web

Para ver el proyecto completo pueden hacerlo aqui:

Dia 24

Sesión de bebé en el hogar – Guillermina, 11 meses

Ya cerquita de cumplir su primer año, volví a visitar a Guille y su familia en su hogar, para finalizar el seguimiento de su primer año de vida.
Cuatro fueron las etapas que documentamos, con poquitos días de vida, a sus tres meses, a sus 6 meses y esta ultima etapa, hermosa y divertida, movediza y sonriente.
Un gran recuerdo les queda a ellos y sus papás, que en el futuro se convertirá en un gran tesoro.

 

Sesión de Embarazo en el Hogar – Esperando a los Trillizos

Hoy fui a visitar a Alejandra y Manuel, para documentar la espera de los Trillizos: Florencia, Sebastián y Fabricio.
Compartiendo mates, mimos a sus hijos caninos y mucho amor, plasmamos en imágenes la inmensa alegría que los embarga de estar esperando a estos bebés por tantos años deseados y buscados, en una lucha muy larga, que hoy ya esta cerca de su final feliz.
Falta poco para poder conocer sus caritas.

 

Boda Cintia y Matias

El Casamiento de Cintia y Matias fué la culminación de un año de mucho trabajo juntos.
Cuando ellos me contaron que en diciembre iba a ser su boda, luego de hacer la sesión de embarazo y la sesión de recien nacido de Jazmin, y me dijeron que querían que yo hiciera las fotografías de tan importante momento en sus vidas, me sentí muy honrada.
Y a pesar de no ser el tipo de trabajo en el cual yo me especializo, aproveché el tiempo para capacitarme y poder brindarles lo mejor de mí para poder estar a la altura de tán comprometida tarea, como es la de documentar un día fundamental e inolvidable para esta familia.