Veronica y Gastón esperando a Tomás

Para editar un video hay que verlo muchas, muchas veces. Y mientras trabajaba en él y lo veía, y lo veía, no podía dejar de pensar en que daría lo que fuera por estar ahí cuando Tomás lo vea cuando tenga, no se… ocho años.

Me imagino su cara, de asombro, de satisfacción. Me imagino también las caras de Verónica y Gastón, de felicidad pura por haberle regalado un recuerdo como este.

En mis sesiones de embarazo siempre trabajo fundamentalmente para el niño por nacer, para el bebé: porque es su historia la que estamos contando

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s